miércoles, 19 de mayo de 2010

La guerra desconocida

Ayer se cumplieron 30 años desde el inicio de la etapa de violencia en Perú.
En España cuando se nombra a Sendero Luminoso y la etapa de 1980 hasta 2000, son pocos los que conocen la historia.
Fue una etapa de matanzas, desapariciones y mucha violencia. Para informarles les ofreceré algunos datos:

El conflicto armado interno es el periodo de la historia peruana que comienza en 1980 y disminuye alrededor de 2000 marcado por la violencia de grupos guerrilleros, paramilitares y del Estado peruano.
Se estima, según datos de la Comisión de la Verdad y Reconciliación que fallecieron cerca de 70,000 personas. Los principales actores de este conflicto fueron Sendero Luminoso, el Movimiento Revolucionario Túpac Amaru, grupos paramilitares y el Gobierno de Perú.

La mayoría de las víctimas de este conflicto fueron indígenas andinos, sobretodo campesinos (56%) quechua-hablantes (75%), pobres (68%) de zonas rurales (79%). Los terroristas y las fuerzas armadas y policiales de Perú atacaron deliberadamente a civiles.

Sendero Luminoso atacaba con mayor frecuencia a la policía nacional. En 1982, Fernando Belaúnde declaró el estado de emergencia y ordenó que las Fuerzas Armadas Peruanas lucharan contra Sendero Luminoso. Los derechos constitucionales fueron suspendidos por 60 días en Ayacucho, las Fuerzas Armadas crearían la zona de emergencia de Ayacucho, en la cual el poder militar era superior al civil y muchos derechos constitucionales fueron suspendidos.

Los militares cometieron varias violaciones a los derechos humanos en el área donde tuvieron control político, incluida la famosa masacre de Accomarca, durante el primer gobierno de Alan García cuando fueron asesinados agricultores indígenas por las Fuerzas Armadas. Un batallón de la policía contraterrorista entrenado en los Estados Unidos, conocido como los "Sinchis", fue particularmente conocido por sus violaciones a los derechos humanos. No obstante, las mayores violaciones y asesinatos fueron causados por los terroristas (57% por Sendero Luminoso y el MRTA).

Bajo la administración de Fujimori, el Estado empezó a expandir el uso de agencias de inteligencia en su lucha contra Sendero Luminoso; en esa lucha se cometieron varios excesos por parte del Servicio Nacional de Inteligencia, en particular la masacre de La Cantuta, la masacre de Barrios Altos y la masacre de Santa, todas las cuales fueron llevadas a cabo por el grupo Colina.

El 5 de abril de 1992, Fujimori ordenó disolver el Congreso del Perú, con lo cual se inició la crisis constitucional de 1992. El motivo para realizar estas acciones fue que el Congreso se oponía a la urgente aprobación de legislación antiterrorista. Fujimori estableció tribunales militares para juzgar a presuntos miembros de Sendero Luminoso y del MRTA, ordenando que se usara "mano dura". Además, Fujimori anunció que Perú no aceptaría más la jurisdicción de la Corte Interamericana de Derechos Humanos.

Hoy en día se buscan a los desaparecidos, se siguen encontrando fosas comunes ocultadas por los militares...se pide justicia a un gobierno que se tapa los ojos a tantas evidencias...
 
Ahora pueden entender los motivos por los que Ayacucho es una zona muy golpeada, que aún tiene que evolucionar, ya que 20 años de terrorismo le impidieron avanzar y ser una ciudad moderna.
 
Quedan restos de violencia en esas familias que vivieron con miedo, que fueron educadas en el temor...
 
La única batalla que se pierde es la que no se comienza...por eso sueño en el día que se conseguirá las reparaciones y la justicia exigida.
 
Cuelgo una imagen del entierro de Putis, donde se encontró una fosa común y el año pasado enterraron dignamente a los desaparecidos.