viernes, 25 de septiembre de 2009

Preparando el fin de semana.

Hoy ya es viernes, han pasado más de dos semanas sin darme cuenta. El tiempo pasa tan rápido que casi no me doy cuenta de lo que voy haciendo. El balance de esta semana ha sido positivo, de reuniones y bailes. Hoy voy a una despedida de solter@, así es, una despedida donde estará el novio y la novia, no sé cómo será pero tengo gran curiosidad. Puede que después salgamos un rato por las discotecas ayacuchanas, me han dicho que algunas son peligrosas por lo que iremos a las más tranquilas. He comprobado que cuando estoy yo, siempre todo es peligroso, me protegen siempre, tienen miedo de que me pase algo. La ciudad es segura, aunque a ciertas horas de la noche, cuando la gente sale tomada de las discotecas, están muy alteradas y si ven a un extranjero pues piensan, extranjero=dinero, así que por ahora me abstendré de salir a horas imprudentes.
Mañana sábado aprovecharé para comprar en el mercado, me tendrá que acompañar alguien de aquí si no quiero que me estafen siempre que compre algo. Muchos comerciantes suelen aprovecharse de los gringos para cobrarles más, me dicen que regatee, pero como no estoy acostumbrado les doy lo que me dicen. Es muy gracioso cuando vas a una tiendita y le pides algo, entonces se les enciende como una luz en sus caras anunciando la inminente clavada. Me recuerdan mucho al vendedor de Mortadelo y Filemón, jeje.
El domingo vamos de paseo al mismo lugar que fuimos con Juan XXIII, esta vez vamos con Nueva Generación.
El lunes daré más noticias de todo lo ocurrido. Ya estoy mejor del resfriado.